Cuídate más

El aceite de oliva virgen extra, debido a su procedencia vegetal (fruta) y no animal, no posee esteroles en forma de colesterol.

El aceite de oliva, tanto el virgen como el extra, son ricos en vitaminas A, D, E y K. favorecen la absorción de minerales como el calcio, el fósforo, el magnesio y el zinc; es eficaz en el proceso digestivo, evitando la acidez gástrica y facilitando el tránsito intestinal. Mejora el control de la presión arterial. Ayuda a controlar el nivel de glucosa en sangre, previene enfermedades degenerativas como el Alzhéimer, contiene un altísimo nivel en antioxidantes, actúa contra el envejecimiento celular, reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, aumentando el HDL ó colesterol bueno...

Según diversos estudios el Aceite de Oliva Virgen Extra por su composición en ácidos grasos, es el alimento más similar a la leche materna; tome Aceite de Oliva Virgen Extra, su cuerpo lo agradecerá!