¡Buenos días! Hoy desde Olivarera Cooperativa de Nuestra Señora de Guadalupe, venimos a hablarles sobre un tema que consideramos que tiene un enorme interés y desconocimiento. Por ello, hablaremos sobre el plazo y técnicas de recogida de las aceitunas. ¡No nos entretengamos más y vamos al lio!

recogida de aceitunas

La recogida de aceitunas se lleva a cabo normalmente entre los meses de octubre y febrero en el hemisferio norte, y entre los meses de febrero y junio en el hemisferio sur. Es cierto que la recolección de la aceituna puede extenderse hasta 5 meses, en función de muchos factores como la variedad, climatología, maduración, calidad del zumo, etc.

Cuando nos adentramos en otoño estamos ante la temporada perfecta para cosechar las aceitunas, porque el fruto es de mayor tamaño y la aceituna es de mayor calidad. Además, su precio en el mercado es más elevado en este periodo.

¿QUÉ es el verdeo de la aceituna?

El verdeo es la labor de recogida de aceituna verde, de ahí la procedencia del nombre. Se realiza durante los meses de septiembre, octubre y una buena parte del mes de noviembre, aunque dependerá de la cantidad de aceituna que tenga el olivo, a mayor cantidad, mayor tiempo en el que la aceituna aguantará verde y por lo tanto dispondremos de más tiempo para poder recogerla.

RECOGIDA DE LAs ACEITUNAs

Cuando empezó a desarrollarse esta actividad, la aceituna se recogía a mano, lo que se denomina “ordeño”. Es el sistema más antiguo de todos. 

Ordeño

Esta técnica consiste en coger las olivas con las manos una a una, echándolas a continuación en un cubo o cesta que cada trabajador lleva consigo. Este tipo de proceso reduce al máximo el riesgo de que el fruto o el árbol puedan sufrir cualquier tipo de daño. Es el método para la elaboración de aceites de oliva virgen extra de máxima calidad.

El problema de este método es la carga de trabajo que supone, provocando que la recolección sea mucho más lenta y necesite de más mano de obra. Pero es cierto que es la técnica que mejor garantiza la conservación de todas las propiedades de la aceituna, pues no se daña ni se ensucia el fruto durante la recogida.

 

VAreo

Otra técnica es el vareo, denominada así por el instrumento con el que se realiza, una vara, para hacer caer la aceituna del árbol. En este sistema, los trabajadores baten las ramas con un palo largo, provocando que el fruto se desprenda del olivo.

Es habitual extender un mantón bajo el olivo para facilitar la recogida de la aceituna tras el vareo.

Con esta modalidad, el tiempo y esfuerzo requerido para la recogida de la aceituna es inferior al que necesita el ordeño, pero las sacudidas que se realizan para obtener el fruto pueden dañar, tanto la oliva como las propias ramas del árbol, perjudicando la calidad del aceite producido posteriormente. 

recogida aceituna

VIBRACIÓN

Con el avance de las tecnologías se han llegado a inventar métodos mecánicos que hacen más fácil y rápida la recogida de la aceituna. Además, con esto, los agricultores también consiguen ahorrar costes.

Esta última técnica se trata del empleo de unas pinzas vibradoras (técnica denominada vibración) que se ajustan a las ramas o al tronco del olivo y lo agitan para hacer caer la aceituna al suelo.

Existen distintas modalidades dentro de esta técnica, según si el instrumento vibrador es sostenido por una persona o bien va instalado a un tractor, permitiendo en este caso zarandear el olivo desde la base, siempre que el árbol sea de un solo pie. 

Es el sistema más rápido y útil para la recogida de la aceituna, pero la fuerza de las sacudidas puede ocasionar daños en el fruto, las ramas e incluso el tronco. La maquinaria empleada es muy costosa y no es apta para todo tipo de explotaciones.

Esperamos que os haya resultado interesante y no olvidéis pasaros a ver todos nuestros productos.

¡Hasta pronto!